Política de Cookies

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra página de: Política de Cookies.

Soy ….

Soraya Cronista compulsiva. Periodista por vocación y de formación. Consultora NTIC por experiencia. Mi pasión es mi hija. Me gusta el café. Más sobre mí.

RSSTwitterFacebookLinkedinYoutubegoogleplus

Suscríbete al blog!

RSS

Sólo tienes que incluir tu dirección de email y pulsar ok. Recibirás los nuevos post en tu correo.

………. O vía Rss

Soraya Paniagua

Hemeroteca

Mis Favoritos en Twitter

25 enero, 2014 Posted by sorayapa Publicado en Impresión 3D, Makers
2 comentarios

Juan González pone en marcha un departamento Maker en BQ

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Juan González (Obijuan) y Soraya PaniaguaCon el fichaje de Juan González la española BQ se lanza de lleno a la industria de la impresión 3D y la robótica educativa. Pero, desde mi punto de vista, se ha producido además algo muy interesante, la llegada de los makers a la estructura de una empresa. Sí, y además el equipo Maker de BQ tiene otro gran reto por delante: ayudar a la compañía a traer la fabricación de sus dispositivos a nuestro país, utilizando para ello la robótica industrial.

Juan González (más conocido como Obijuan) es Doctor en Robótica por la Universidad Autónoma de Madrid e Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la UPM. Es, también, impulsor de la comunidad Clone Wars, pionera de la impresión 3D en España. En mayo de 2013  es fichado por BQ para liderar el área de impresión 3D y robótica educativa. En estos ocho meses Juan, junto a Alberto Valero, han revolucionado la empresa. Han puesto en marcha un área Maker de gente joven, dinámica e innovadora capaz de solucionar problemas y mejorar procesos. Así BQ se convierte en la primera empresa española en introducir un departamento Maker en su estructura. Al menos Juan no conoce ninguna otra.

Conocí a Obijuan hace un año, cuando fui a visitar La Nave, una granja de impresoras 3D creada en Madrid por miembros de Clone Wars.  Por aquel entonces aún era profesor en una universidad madrileña. Volvimos a coincidir el pasado día 21 en la jornada sobre makers de Fundación Telefónica. Allí tuvimos oportunidad de charlar sobre su nueva etapa profesional en BQ.

“No he dejado la universidad voluntariamente. La investigación en España está muy mal, no hay dinero, no hay plazas. Ahora hay que buscarse la vida por otros caminos, en mi caso la empresa privada. Llevo ocho meses en BQ. Contactaron conmigo, mi contrato con la universidad se había acabado y la oferta que me hicieron me pareció muy interesante. Fui el primero que entró en el departamento de innovación para hacer impresoras 3d. Ahora somos ocho personas, todos makers. Es un perfil que hemos buscado a propósito, nos gusta mucho”.

Juan Gozález  y Cesar García con una WitboxCon el fichaje  de Juan, BQ se lanza de lleno a la industria de la impresión 3D, la robótica educativa, y también a la investigación en robótica industrial porque BQ quiere traer la fabricación de sus dispositivos a España.

“Ahora estamos dedicados a la comercialización de la impresora Witbox que vamos a sacar muy pronto al mercado. Pero también tenemos una línea de robots industriales porque la idea que hay en BQ es traer toda la fabricación de China a España. Queremos tener las fábricas en España, queremos que todo se monte aquí. Tenemos un grupo de trabajo sólo para robótica industrial. La fábrica de impresoras 3d está en Pamplona pero no sabemos dónde se ubicarán el resto de fábricas. Y luego tenemos otra rama que es de robótica educativa,  liderada por Alberto Valero. Utilizamos los PrintBots (robots libres e imprimibles) como instrumentos para enseñar robótica. Vamos a empezar con niños de ocho años”.

Impresora WitboxAunque la industria de la impresión 3D está avanzando a pasos agigantados Juan considera que la llegada de la impresora a los hogares aún tardará unos años.

“Creo que va ser una revolución en unos años. Inicialmente los ordenadores personales eran carísimos y sólo unos pocos se lo podían permitir. Ahora pasa un poco lo mismo con las impresoras 3D. Por ahora el usuario final no va ser el mercado principal de BQ pero yo estoy convencido de que es el mercado del futuro. En BQ  eso lo  tenemos muy claro. En cuanto a números, estamos pensando en fabricar unas 500 impresoras al mes y proporcionar un servicio de atención importante. Por ejemplo, estamos trabajando con Makerbot (comenzamos a distribuir a finales de 2013) y el problema es que no tenemos piezas de recambio. Les pedimos piezas y no nos las envían. Es un follón. La idea es que BQ proporcione un soporte muy bueno”.

Por cierto, sobre el balance de ventas de la Makerbot:

“Importamos 200 Makerbot. Todas se distribuyeron a Media Markt. Ahora mismo no sé cuántas quedan pero creo que están casi todas vendidas”.

En cuanto al uso y mantenimiento de las impresoras, Juan considera que el único problema importante es el de los atascos.

“El funcionamiento de las impresoras 3D es muy sencillo. Básicamente es un filamento que entra por un sitio, se funde y sale por otro. El único mantenimiento es para evitar atascos de plástico. Yo creo que ese es el principal reto. La calibración no va a ser un problema. Ya hay autocalibración y en poco tiempo eso se va a solucionar. Ahora el caballo de batalla es desatascar”.

 Obijuan, es un referente para la comunidad Maker de habla hispana. Sus tutoriales, recopilados en Obijuan Academy, sobre la construcción de impresoras o el uso de OpenScad, son la base de conocimiento para muchos apasionados de este nuevo movimiento. Sobre la impresión 3d, Juan no duda ni un segundo: sí, es una nueva revolución industrial.

“Sin duda, la impresión 3D supone una nueva revolución industrial, lo supe en el momento que vi la primera impresora. Es el futuro, es el nuevo PC. Las impresoras 3D nos dan una capacidad que no teníamos antes, la capacidad de fabricar cosas de forma fácil,  rápida y barata. Es muy horizontal y cada persona lo aplicará a su campo”.

Jornada Mar de Datos en Fundación TelefónicaDurante la jornada sobre Makers de Fundación Telefónica, Juan proclamó: “Soy un Maker, siempre llevo un servo en el bolsillo” pero ¿Cómo es el perfil Maker?

“Son personas que saben de hardware, de software y de electrónica. Son personas muy apasionadas, que les gusta aprender construyendo y que necesitan construir cosas  para expresarse. En BQ el título no se mira, se miran las aptitudes. Ahora mismo, gracias Internet, todo se puede aprender. Antes para aprender informática tenías que ir a la universidad o leer libros. Sin embargo, ahora para aprender un lenguaje de programación no necesitas ir a la universidad. Conozco un montón de gente que son programadores excelentes y lo han aprendido de una manera autodidacta”.

Por último, les dejo la reflexión de Juan González sobre la Universidad, unos argumentos con los que estoy totalmente de acuerdo:

“Antes el conocimiento estaba la universidad. El conocimiento lo tenían el catedrático y los profesores. Antes era necesario ir físicamente y mamar ese conocimiento. Ahora ya no. Ahora, gracias a Internet, tenemos acceso a una inmensa cantidad de información y tendremos mucha más. Quizás desde dentro no se den cuenta pero desde fuera es evidente. Ahora puedes te puedes matricular en cursos online gratis y aprender con profesores del MIT. Una licenciatura ya no es tan necesaria y la universidad va perdiendo importancia”.

2 comentarios

  1. Manuel Cornejo Muñoz dice:

    Hola Juan.
    Te he visto en tu presentación TED de Valladolid, propuganando unas ideas, casi idénticas a lo que ha sido siempre mi ideario. Te veo en una foto con el amigo Cesar de Makespace, que me conoce en persona y que sabe de mi inquietud de crear una club de overclockers, que no ha visto la luz por falta de parroquia. Ahora estoy propugnado un paso más la creación de una cooperativa de usuarios PC http://www.eventbrite.es/e/entradas-pc-worry-free-coop-16233306256?aff=eac2. Trabajo como examinador de patentes, lo cual también forma parte del patrimonio tecnológico de la humanidad, no solo un benficio para las empresas. En fin que yo creo deberiamos conocernos en poersona y estar en contacto. Buscame en facebook e intercambiamos email, por privado

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *