Política de Cookies

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra página de: Política de Cookies.

Soy ….

Soraya Cronista compulsiva. Periodista por vocación y de formación. Consultora NTIC por experiencia. Mi pasión es mi hija. Me gusta el café. Más sobre mí.

RSSTwitterFacebookLinkedinYoutubegoogleplus

Suscríbete al blog!

RSS

Sólo tienes que incluir tu dirección de email y pulsar ok. Recibirás los nuevos post en tu correo.

………. O vía Rss

Soraya Paniagua

Hemeroteca

Mis Favoritos en Twitter

16 noviembre, 2014 Posted by sorayapa Publicado en Makers
sin comentarios

Nano: 25 años, una red social de hardware libre y dos líneas de robots

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
David Martín, Nano (Trastejant)

David Martín, Nano (Trastejant)

David Martín tiene 25 años, ha creado una red social de hardware libre, una línea de robots educativos, un juguete que analiza la calidad del aire y está desarrollando su propia impresora 3D. Da conferencias e imparte formación. David no ha terminado la carrera de informática, y no ve razones para hacerlo.

No recuerda la edad pero David sabe que trasteaba desde muy pequeño. Cuenta como anécdota que de niño diseñó una agenda con un ordenador de juguete y su madre al verla lo único que le dijo es que agenda se escribía con “g”.

A David le llamamos Nano y es colega en Makespace Madrid. En marzo de 2013 lanzó Trastejant, una red social de hardware libre.

“La idea es que a través de una comunidad, cualquier persona sin importar su nivel de estudios o edad, sea capaz de crear sus propios proyectos de hardware libre. Es una red social de hardware libre pero muy orientada a la divulgación y la educación. Trastejant es algo que ha ido creciendo de forma orgánica, empezó siendo un blog en 2012 y rápidamente la gente se animó a consultarlo y a participar. Ese año la Fundación Príncipe de Girona me concedió una beca para ir al Foro Impulsa donde conocí a emprendedores y empresarios que me ayudaron a dirigir mis pasos. A finales de 2013 lancé Trastejant, comencé a subir vídeos y tutoriales y hubo un boom. Es una comunidad muy activa con muchas visitas y gente con ganas de hacer cosas”.

En general, los usuarios de Trastejant son jóvenes adolescentes.

“El perfil es el de estudiante, generalmente últimos años de la ESO, 14, 15 o 16 años. Jóvenes que tienen ganas de aprender pero que no tienen conocimientos ni de electrónica ni de programación pero sí mucho interés. Vienen a Trastejant porque encuentran un material en castellano, fácil de entender, con ejemplos claros y ven ahí la posibilidad de aprender y hacer sus proyectos”.

TrasBot y LiqueBot, son las dos líneas de robots creadas por Nano.

“Los TrasBot ya están listos y son robots educativos pensados para que la gente tenga un primer contacto con la robótica, para que pierdan el miedo. Es muy importante que las primeras tomas de contacto no lleven a la frustración, que sea fácil y que eso te anime a hacer cosas más complejas. Luego está el LiqueBot que aún está en desarrollo pero se concibe como un robot que se controla desde el móvil y va tomando lecturas de la calidad del aire. Es como un coche teledirigido pero con el añadido de que mientras el niño está jugando los padres saben si ese sitio es saludable o no. Además, la idea es que los datos se suban a un servidor a través de la app del móvil para dibujar un mapa de los sitios con el aire más puro o más contaminado”. 

David Martín, Nano (Trastejant)En Makespace, Nano está trabajando en la Notilus, una impresora 3D con  funcionalidades especiales. Un proyecto que realiza en colaboración con Javier Fernández

“Aún está en fase de prototipado y desarrollo pero lo que estamos viendo es muy prometedor tanto de calidad como de velocidad. Usa un sistema distinto, de tracción por hilo. En lugar de llevar el movimiento de los motores a través de correas o varillas la Notilus utiliza hilo de nailon que pone muy poca resistencia al movimiento, se mueve con más soltura y rapidez. Lleva dos extrusores para que se puedan usar dos materiales o dos colores. Además es compacta, se puede trasladar de un sitio a otro sin que se descalibre”.

Y además de Trastejant, los robots y la impresora 3D, Nano imparte formación y da conferencias.

“La parte fundamental de Trastejant es la formación y la divulgación. Doy muchas conferencias, tanto en universidades como en foros de robótica, para mostrar las posibilidades y animar a la gente a participar. También imparto formación fundamentalmente online”.

Ni grandes inversiones ni grandes conocimientos. Vivimos un momento emocionante.

“El hardware libre es la idea de compartir. De crear un diseño, una plataforma y permitir a cualquiera que pueda ver cómo funciona, cómo está hecho y aportar sus propias ideas. El momento que vivimos es muy interesante y esa siendo una revolución por completo, la gente se está dando cuenta de que no hacen falta grandes inversiones y conocimientos para crear proyectos. Y no sólo por el hecho de que existan plataformas como Arduino o Pingüino, de hardware libre, sino porque detrás existe una comunidad de gente que te puede ayudar a aprender, a crear y a desarrollar tus proyectos. Vivimos un momento muy emocionante”.

Los Trasbots de Trastejant

Los Trasbots de Trastejant

Pregunta obligada ¿Vas a terminar la carrera de informática?

“Yo ahora mismo no tengo ninguna motivación para continuar en la universidad. He aprendido más de programación y de desarrollo de hardware en este año con Trastejant que en los años de la carrera. Y además veo un problema y es que la gente que se gradúa sabe mucha teoría, pero cuando se enfrenta al mercado laboral no sabe solucionar problemas concretos debido a una gran carga teórica y falta de práctica”.

Con respecto a la programación en las aulas, Nano lo tiene claro: no debe ser una obligación.

“No estoy de acuerdo con la obligación de aprender  programación y electrónica en los colegios. Son cosas que te pueden gustar muchísimo o no tener ningún interés por ellas. Si te obligan a aprenderlas puede generar rechazo. No veo la necesidad de que una persona que quiera ser médico tenga que estudiar programación. Hay que facilitar el acceso al conocimiento a la gente que quiere aprender y no imponérselo a todos. Luego está el tema de Scratch que está bien como introducción pero no como forma de programación habitual ya que es como pensar que la leche sale del tetrabrik. Es importante saber cómo funcionan las cosas.”

Por último ¿Cómo está España a nivel de hardware libre?

“En España hay gente con muy buenas ideas, con ganas de hacer cosas pero el problema, desde mi punto de vista, es que faltan sitios como Makespace, sitios donde hacer cosas. Antes en la universidad los laboratorios estaban abiertos para que la gente pudiera ir fuera del horario de clase y hacer cosas de robótica, pero con los recortes los laboratorios sólo están abiertos en horas de clase o de tutorías. Hay ganas pero faltan recursos”.

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *