Política de Cookies

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra página de: Política de Cookies.

Soy ….

Soraya Cronista compulsiva. Periodista por vocación y de formación. Consultora NTIC por experiencia. Mi pasión es mi hija. Me gusta el café. Más sobre mí.

RSSTwitterFacebookLinkedinYoutubegoogleplus

Suscríbete al blog!

RSS

Sólo tienes que incluir tu dirección de email y pulsar ok. Recibirás los nuevos post en tu correo.

………. O vía Rss

Soraya Paniagua

Hemeroteca

Mis Favoritos en Twitter

23 marzo, 2015 Posted by sorayapa Publicado en Impresión 3D
1 comentario

La primera impresora 3D autoplegable se llama Lora y es española

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Óscar Asiain  CEO y gerente de Turtle 3D

Óscar Asiain CEO y gerente de Turtle 3D

La primera impresora 3D autoplegable del mundo tiene sello español, se llama Lora y ha sido presentada hace unos días en la 3D Print Show de Madrid. Su autor es Óscar Asiain, un maestro industrial autodidacta que no duda en afirmar que la impresión 3D sólo despegará cuando la gente aprenda a diseñar.

En la Printshow de Madrid tuve la oportunidad de conocer  y charlar con Óscar Asiain  CEO y gerente de Turtle 3D, la pequeña empresa aragonesa que ha desarrollado Lora, la primera impresora autoplegable del mundo. Se pondrá a la venta a final de año a un precio de 1500 €.

“Turtle es una marca de Sein Suministros 2000 una empresa de  productos industriales. Vimos que en la impresión 3D había un nicho de negocio y comenzamos a diseñar impresoras hace un año y medio. También vimos, desde el principio, que no había impresoras plegables en el mercado. Yo tenía un sistema en mente y comencé a trabajar en ello. La maquina autoplegable imprime en materiales que no necesitan cama caliente, como PLA. La cama caliente es un elemento que consume mucho, ya llevamos una fuente externa de diez amperios y no queremos más porque consideramos que es el elemento más peligroso de las máquinas, y también porque el ABS huele y no nos gusta. La máquina sale lista para trabajar. No necesita calibración porque lleva autonivelado automático y tienes opción de wifi y cámara web para controlar a distancia la impresión”.

El otro modelo de Turtle es Carey, una impresora compacta que saldrá en verano a un precio de 1.000 €.

“Carey es una impresora desplegable mucho más fácil de implementar. El primer prototipo lo presentamos el año pasado en la Maker Show de Zaragoza. Se trata de una caja compacta, no hay nada por fuera, ni cables ni filamento. Lleva auto-nivelado de cama, LCD para impresión independiente, opción de wifi y es panelable, es decir que se puede personalizar, por ejemplo con logos de la empresa”.

Lora, la primera impresora 3D autoplegable

Lora, la primera impresora 3D autoplegable

¿Quién es vuestro público?

“Aunque somos conscientes de que está muy encasillado nos dirigimos a empresas especializadas. A profesionales que tienen la impresora encima de la mesa”.

¿Cómo definirías el momento actual de la industria?

“En tecnología FDM (Modelado por deposición fundida) la industria está un poco saturada. Cada dos meses sale un nuevo fabricante de impresoras y tampoco vemos nada nuevo, lo que hay es lo mismo que había hace un año. En España falta conocimiento. Se habla mucho, se mueve, pero no llega a mucha gente”.

¿El mercado cambiará cuando las impresoras sean más asequibles?

“El handicap es el diseño. Si, te puedes bajar cosas pero cuando te cansas de imprimir carcasas para el movil o figuritas qué haces con la impresora, tienes un hierro encima de la mesa que no te sirve para nada si no sabes diseñar. Es preciso saber diseñar. Ahora hay programas de diseño gratuito como Freecad o Autodesk que ha lanzando una plataforma a de código abierto pero falta cultura en ese aspecto. Pero hasta que el diseño 3D no llegue a los ciudadanos tardaremos en asumir la impresión”.

¿Los escáneres pueden ser la alternativa al diseño?

“Son importantes porque puedes hacer copias pero no siempre quiere hacer copias. Facilitarán la adopción pero estamos en lo mismo, al final te cansas de hacer fotocopias de las cosas. Otra utilidad es el concepto de fax aplicado a esta industria. Es decir haces una pieza en Madrid y se envía a Cuenca para ser impresa. Yo creo que la impresión 3D siempre va a estar muy orientada a la actividad profesional. A nivel doméstico, si no tienes un hobby no tiene utilidad”.

1 comentario

  1. Stampaprint dice:

    qué bien, los precios son mucho menos de lo que me imaginaba. no es nada en relación a lo que se puede hacer con estas impresoras. está claro que diseñar para estos tipos de herramientas non es nada fácil.

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *