Política de Cookies

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra página de: Política de Cookies.

Soy ….

Soraya Cronista compulsiva. Periodista por vocación y de formación. Consultora NTIC por experiencia. Mi pasión es mi hija. Me gusta el café. Más sobre mí.

RSSTwitterFacebookLinkedinYoutubegoogleplus

Suscríbete al blog!

RSS

Sólo tienes que incluir tu dirección de email y pulsar ok. Recibirás los nuevos post en tu correo.

………. O vía Rss

Soraya Paniagua

Hemeroteca

Mis Favoritos en Twitter

22 septiembre, 2016 Posted by sorayapa Publicado en Entrevistas IoT, Inteligencia Artificial, IoT
sin comentarios

El próximo coche que usted se compre será autónomo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
BMW Serie 5 2017

BMW Serie 5 2017 | Foto de IBM España @IBMSpana

Lo más probable es que el próximo coche que usted se compre sea completamente autónomo. Sí, no se asuste, esta nueva realidad se va a instalar de forma inesperada en nuestra dinámica diaria y va a generar cambios tan radicales que el desconcierto inicial puede ser… importante. La fecha estimada para su adopción es 2020.

En el sector del transporte es donde, por primera vez, los beneficios de la inteligencia artificial van a ser experimentados por la población a gran escala y en situaciones críticas. No se trata únicamente del coche que se conduce solo, se trata de replantear todo el sistema de transporte en general, así como el impacto que esta nueva realidad va a tener sobre las ciudades, los negocios y nuestra propia vida. No en vano, el gobierno de los EEUU ya ha desvelado un paquete normativo que va a permitir una primera regulación de esta nueva era de la automoción.

Cerremos los ojos e imaginemos, por un instante, cómo será nuestra vida en una ciudad con transporte autónomo, por ejemplo: 

Los humanos experimentaremos el aumento del confort y el descenso de la carga cognitiva. Los discapacitados o los mayores podrán desplazarse libremente. Se eliminará la necesidad de tener vehículo propio y aumentarán las diferentes formas de transporte compartido, habrá por tanto una disminución drástica de ventas y de necesidad de aparcamiento. La gente dispondrá de más tiempo para trabajar y para divertirse. Si tenemos nuestro propio coche podremos manejarlo a distancia, enviarlo a recoger un objeto o directamente que vaya a repostar. ¿Qué ocurrirá con las compañías de seguros? Actualmente el 95 % de los accidentes son por errores humanos, pero las máquinas van a conducir a la perfección. Nos encontraremos con importantes conflictos legales y éticos, por ejemplo saber sobre quién recae la responsabilidad de un hipotético accidente, o el dilema moral de propiciar la muerte de un humano en favor de otro.

2020, la adopción

El 14 de septiembre Uber anunció que ya tiene su primer coche totalmente autónomo rodando por las calles de Pittsburgh. En enero de este año, Lift firmó un acuerdo con General Motors para lanzar una red de vehículos bajo demanda. Algunos se pueden ver en San Francisco o Phoenix, y según anunciaba John Zimmer, cofundador, en los próximos cinco años una flota de coches autónomos de Lift realizará la mayoría de los trayectos en todo EEUU. Pero también hay una empresa denominada Comma AI  que va a comercializar un servicio que dotará de semiautonomía a nuestros coches, por 24 dólares al mes. Y para las olimpiadas de Tokio se van a matricular 500 coches robóticos.

onehundredDesde 1960, la creación de un  coche totalmente autónomo ha sido un reto para la comunidad científica de inteligencia artificial. Pero los progresos más rápidos y sorprendentes se produjeron entre 2004 y 2012 debido, fundamentalmente, al desarrollo de los sensores y a machine learning. Los primeros resultados se hicieron realidad en el coche sin conductor de Google y el semiautónomo de Tesla. Pero a partir de 2013 hemos asistido a una frenética carrera de la industria por tomar posiciones. La adopción se espera que explosione en 2020, Según el informe anual de Stanford sobre inteligencia artificial The One Hundred Year Study.

Europa, eCall y la apuesta de BMW

Rafael Alférez, director de Marketing de BMW.

Rafael Alférez, director de Marketing de BMW.

Actualmente, al menos en Europa, vivimos una transición que tiene más que ver con las barreras legales que con la propia tecnología. A día de hoy los coches ya hacen muchas cosas. Por ejemplo, el 20 % de los coches que se venden en España ya aparcan solos. La industria ha comenzado la automatización por las tareas más tediosas que tiene el hecho de conducir. En enero de 2016 BMW lanzó su modelo Serie 7 que ya podía adelantar de forma autónoma en autopista. En 2017 veremos un nuevo modelo con funcionalidades más avanzadas con el control remoto por dispositivo móvil. Además, la apuesta de BMW ya incorpora aplicaciones de internet de las cosas, es decir la comunicación coche a coche, así lo argumentaba Rafael Alférez, director de Marketing de BMW, en el Foro de Innovación de Mastercard, organizado por Eugenio Mallol:

“Aparcar es mucho más que mover el coche, y si vamos a automatizar cosas hagámoslo en profundidad. Una de las nuevas aplicaciones de internet de las cosas es que permite que los coches hablen entre si y comuniquen los huecos libres de aparcamiento. Así cuando un coche está saliendo de un aparcamiento se lo comunica a otro. Esto lo pueden hacer ahora los BMW entre ellos, pero la gran jugada va a ser cuando todos los coches hablen entre si”.

Para Rafael Alférez la gran revolución de la automatización se va a producir a raíz de la implantación del eCall, un chip (o tarjeta sim) que lanza una señal de emergencia en caso de accidente del vehículo, y que será obligatorio en todos los coches nuevos que se lancen a partir de enero de 2019.

“Nosotros ya lo tenemos de serie en todos los coches. Lo que permite es que cuando hay un accidente, y no hay capacidad de respuesta, el chip lanza una señal de emergencia con información de la posición, las personas que van en el coche, etc. Esto puede salvar unas diez mil vidas en Europa al cabo de un año. Pero lo que hemos visto es que la posibilidad de enviar esa señal no debe limitarse a una situación de emergencia. La sim va a permitir que el coche pueda hablar con todo tipo de dispositivos, que puedan hablar entre ellos, que hablen con nosotros, con las autoridades, con los parkings, etc. Y además pueden manejar toda esa información a una velocidad que nosotros no podemos procesar”.

Pero ¿qué implica que un coche hable con otro coche? Alférez lo ejemplifica muy bien:

“Yo puedo ir por una carretera, es enero. Mi coche se está comunicando, en tiempo real, con otros coches que ya han pasado por ese mismo lugar y le informan de que hay placas de hielo en dos kilómetros. Mi coche activará automáticamente el programa antiderrape. O puede ocurrir que al llegar a un peaje el coche vaya frenando lentamente acorde con la información que recibe de otros coches que están en la cola. Son cosas que vamos a ver inmediatamente”.

Otra clave de la conducción autónoma es que no será necesario que haya humanos dentro del coche.

“Voy a poder dar órdenes desde mi teléfono móvil. Podremos enviar el coche a recoger un paquete o a hacer la compra. Enviaremos nuestro coche a repostar por las noches, eso significa que volverán los gasolineros para llenar los depósitos.”

Rafael Alférez, director de Marketing de BMW.Rafael Alférez insiste en que técnicamente la industria está preparada, las barreras son legales.  

“Hay que superar un montón de trabas legislativas. Por ejemplo ¿quién será el responsable de un accidente? ¿a quién va a perseguir la ley, al diseñador del software, al fabricante, al propietario…? Son preguntas que la industria automovilística lanza porque no tenemos las respuestas. También hay dilemas morales. Los coches van a tener la capacidad de cometer un suicidio, imagina que vas en tu coche y de repente tres niños salen de la nada y se van a lanzar debajo del coche. El coche tiene que tomar una decisión… Son circunstancias a las que nos vamos a enfrentar.”

Esta nueva revolución del trasporte destapa otro asunto fundamental y es la descomposición del actual modelo de negocio de los fabricantes de coches.  Si las previsiones son correctas se espera que disminuya considerablemente la propiedad de un vehículo en beneficio del transporte público, u otros modelos basados en la compartición y la colaboración. A este respecto BMW lo tiene claro:

“Cada coche de carsharing quita cinco coches, es decir hay que fabricar cinco menos, pero hay una clave y es el uso. Ahora mismo un coche sólo se utiliza un 4 % del tiempo, el otro 96 % el coche está parado. Qué va a ocurrir cuando entremos en esquemas de coche compartido o de préstamo, pues que su uso va a ser más intenso y la renovación de parques en vez de ser a diez años será mucho más rápida, tanto por adición de nueva tecnología como de uso del coche. Es ahí donde estamos viendo que podemos mantener el modelo de negocio. Además el sistema actual de transporte público, sobre todo en superficie, es obsoleto. El futuro de la movilidad es que cada ruta va a estar personalizada, va a ser la suma de transporte público más privado.”

Principales fuentes de información para la elaboración de este artículo:

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *